Recursos

CONOZCA SUS DERECHOS: QUÉ HACER SI  UN AGENTE DE INMIGRACIÓN LLEGA A SU PUERTA

Diariamente, los agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) realizan un alto número de redadas, amparados en la nueva orden ejecutiva de Trump. Los objetivos de estas redadas son gente con orden de deportación en firme o con cualquier registro de arrestos; aunque de todas maneras, muchos inmigrantes indocumentados sin registro de delitos también están siendo detenidos!

Qué puede usted hacer si los agentes de inmigración llegan a su puerta? A continuación encontrará 9 pasos a realizar en caso de una redada:

  1. Póngase en contacto con una organización comunitaria o con un grupo de apoyo y defensa de los derechos de inmigrantes o con un abogado especializado en inmigración, AHORA. La mejor defensa contra las prácticas de aplicación de leyes inmigratorias que separan o nuestras familias, es estar organizado y preparado de antemano. Estar en contacto con una organización comunitaria o con un abogado especialista en inmigración le puede dar los recursos que usted necesita para defenderse y defender a su familia, información sobre sus derechos, y puede ofrecerle defensa legal, si algo le ocurre.
  2. Organice un plan de emergencia para el cuidado de niños, adultos mayores u otras personas que dependen de que usted los cuide. Bríndeles a ellos, la información de contacto de una persona de confianza a quien ellos puedan llamar si usted es llevado en custodia. Tenga los papeles preparados para conceder a una persona de confianza, permiso para retirar sus niños de la escuela, el médico o realizar otras tareas en su nombre mientras usted está detenido.
  3. Memorice el número de teléfono de dos personas de confianza y de su abogado. Mientras esté en custodia, usted no tendrá acceso a su teléfono, por eso usted necesita memorizar sus números de contacto. Estas personas de confianza deben saber qué ellas son sus contactos en caso de emergencia (por ejemplo, si los del ICE sẽ lo llevan en custodia), saber también dónde están sus documentos importantes y cuál es su plan de emergencia. Usted también debe memorizar el nombre y el número de teléfono de su abogado para poder contactarlo inmediatamente, si lô detienen.
  4. Si los agentes del ICE llegan a su casa, no abra la puerta. Aún si ellos le dicen que están buscando a otra persona, o le muestran una fotografía de esa persona que ellos dicen estar buscando y usted no la conoce, NO abra la puerta. Si los agentes del ICE le dicen que tienen una orden de allanamiento, pídales que la deslicen por debajo de la puerta o se la muestren a través de una ventana. El documento debe estar firmado por un juez y tener el nombre de la persona que ellos están persiguiendo y el domicilio que ellos tienen permiso para allanar. Usted no tiene que abrir la puerta aún cuando ellos tengan una orden de allanamiento pero lo más probable es que ellos van a entrar de todas maneras. No obstante, si ellos entran sin su permiso y sin una orden de allanamiento, están cometiendo una violación a sus derechos civiles.  
  1. Permanezca en silencio. Cualquier cosa que usted diga, puede ser usada en su contra por el ICE. A diferencia de lo que ocurre en los arrestos por crímenes, los agentes no van a recordarle que usted tiene derecho a permanecer en silencio y tampoco le van a leer sus derechos (conocidos como derechos Miranda). No responda ninguna pregunta, especialmente aquéllas que exponen su status como dónde nació, si tiene o no sus papeles de inmigración, etc.
  2. MUY IMPORTANTE: No firme ningún papel sin su abogado y no se deje tomar sus huellas digitales. A veces, los agentes de inmigración insisten a la gente para que firmen confesiones o su propia orden de deportación, irónicamente llamada “salida voluntaria”. A menudo, ellos coaccionan a la gente diciéndoles que serán detenidos por un largo tiempo a menos que firmen esos trámites. NO firme nada sin comprenderlo completamente y sin el asesoramiento de un abogado de confianza. Los agentes del ICE también le han pedido a la gente sus huellas digitales. No permita que ellos le tomen sus huellas digitales.
  3. Documente la redada. Tome fotos, los nombres de los agentes (si es posible), pregunta por sus números de placa, cuente cuántos agentes se presentaron y si tenían armas. Escriba si ellos tenían permiso para entrar en la casa y consiga los nombres y fechas de nacimiento de aquéllos llevados en custodia. Si usted recién tiene esta posibilidad después de ocurrida la redada, escriba lo que recuerde tan pronto como pueda y repórtelo a una organización comunitaria.
  4. Sepa que usted puede pelear su caso. Consiga asesoramiento de un abogado de confianza y busque recursos en su comunidad. Que usted haya sido detenido o le hayan ordenado la deportación, no significa que se quedó sin opciones. Muchas veces, los inmigrantes no tienen un abogado que los represente apropiadamente y les ordenan la deportación aún cuando tenían evidencias sólidas que les permitían permanecer en el país. Otras veces, la comunidad puede conseguir que el ICE reconsidere la deportación de una
  5. Informe la redada: Asegúrese de informar la redada. Contacte al Consulado mexicano, salvadoreño o al que corresponda al país de origen del individuo que ha sido objeto de la redada.

El Centro de Recursos Legales para Inmigrantes (ILRC por su sigla en inglés), el Proyecto Defensa del Inmigrante  (IDP por su sigla en inglés), y el Proyecto Inmigración Nacional del Gremio Nacional de Abogados (NIPNLG por su sigla en inglés) están comprometidos a proveer importantes recursos a inmigrantes. Recursos adicionales para planes contra las redadas del ICE se pueden encontrar en los siguientes enlaces:

Cómo podemos ayudarlo?

line

Consulta telefónica gratuita de 15 minutos